Δευτέρα 2 Δεκεμβρίου 2019

"Manos fuera de Cuba": Acto de solidaridad contra el bloqueo, Atenas 27.11.2019

Προσθήκη λεζάντας
Zelmys María Domínguez Cortina
Embajadora de la República de Cuba de Atenas

Gracias a la asociación Cultural José Martí por organizar este evento y al amigo Velisarios Kossivakis por su apoyo de siempre. Gracias a todos ustedes por estar presentes hoy en este acto de apoyo a la revolución cubana.

El apoyo solidario de los amigos de Cuba ha sido muy importante durante estos años de duro batallar de nuestro pueblo para mantener su soberanía nacional ante las amenazas y la hostilidad de nuestro poderoso vecino, que no se ha resignado a perder una posesión preciada, ni se ha resignado a observar pasivamente el ejemplo de un pueblo que no siga sus mandatos y se enfrente al mayor imperio de la tierra, con un gran desarrollo tecnológico y con un poderoso complejo militar industrial que desata guerras en el mundo sin importarle las víctimas, ni los derechos de los pueblos.


Cuba ha sido David contra el gigante Goliat. Como decía nuestro héroe nacional Jose Martí, no podemos dejar pasar al gigante de las botas de siete leguas. El pueblo cubano no dejara pasar al gigante. Y otros pueblos ven a Cuba como un faro, como un ejemplo de dignidad, de firmeza. Y es precisamente ese ejemplo al que temen los EEUU.Cuba no es una amenaza militar, es un pequeñopaís sin grandes recursos naturales, sin las riquezas que un país como EEUU posee, pero tiene la gran riqueza de su historia, de su pueblo heroico que ha sabidoluchar por su libertad y soberanía.

Pero la dignidad tiene un precio, un precio que día a día ha pagado el pueblo cubano durante estos 60 años de revolución, 60 años de luchas, de victorias, de sacrificios y de resistencia de un pueblo heroico.  Ha sido una lucha permanente para construir un futuro mejor y dejar atrás el pasado donde éramos una posesión más de EEUU.

En estos años se han logrado muchos éxitos como por ejemplo se garantiza el cumplimiento del derecho a la salud y educación gratuitas y universales en todos los niveles de enseñanza, así como el acceso a la cultura y recreación sanas.Además, se ha creado un marco jurídico-institucional que garantiza la plena igualdad de todos los ciudadanos con independencia de su género, color de la piel, origen nacional, creencias religiosas, condición social o cualquier otra motivación lesiva a la dignidad humana. Todos los trabajadores prácticamente están sindicalizados y protegidos por convenios colectivos, incluidos los de pequeños negocios privados. Hay representación sindical en el Consejo de Ministros y en los órganos ministeriales y corporativos. Cuba fomenta la libertad religiosa y la libertad de cultos está plenamente reconocida y protegida en la Constitución de la República

Pero mantener estos logros ha sido difícil a lo largo de estos años, pues desde el triunfo de enero de 1959, los sucesivos Gobiernos de EE.UU. se han trazado como objetivo: derrocar al gobierno revolucionario, destruir la Revolución socialista, restablecer el capitalismo y recuperar su hegemonía y dominación sobre nuestro país. Se han utilizado diferentes vías e instrumentos de política para alcanzar este objetivo. Lo más estable en todas las Administraciones ha sido: el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba, que es un complejo entramado de leyes y disposiciones administrativas que conforman sus bases legales y están vigentes hasta hoy, al que se unió, en cada momento, la agresión directa, la subversión y la propaganda.

El actual presidente Donald Trump, ha dado marcha atrás a la mayoría de las regulaciones hacia Cuba aprobadas por su predecesor, Barack Obama que flexibilizaban en cierta medida, algunos aspectos del bloqueo e incentivaron el mejoramiento de la relación bilateral. Trump ha agravado la aplicación del bloqueo con diversas medidas como: campañas mediáticas contra Cuba, acusándonos de trata de personas; de violar los derechos humanos; de hacer falsos ataques acústicos a sus diplomáticos; retirando personal de su embajada en la Habana dejándola con el mínimo personal; declarando Cuba como destino peligroso para afectar el turismo; expulsando a 15 diplomáticos cubanos de Washington; castigando a empresas y empresarios que trabajan con Cuba; creando listas negras con sanciones contra entidades cubanas;  aplicando el título III de la Ley Helms-Burton, que es una de las leyes del bloqueo que reafirman su carácter extraterritorial; suspendiendo los viajes a Cuba en las categorías que había aprobado Obama; suspendiendo los cruceros turísticos; presionando para que se cancelen los vuelos a Cuba desde diversos países; limitando las remesas de dinero de los cubanos que viven en EEUU a sus familiares en Cuba, entre otras. Medidas destinadas a afectar las fuentes de ingresos en divisas para Cuba y dañar aún más la economía, teniendo en cuenta que el bloqueo es el principal obstáculo para el desarrollo de nuestro país. Todas estas acciones refuerzan cada vez más el bloqueo, violan el Derecho Internacional y atacan directamente la soberanía y los intereses no solo de Cuba, sino también de terceros países.

La actual administración norteamericana está incrementando el recrudecimiento de sus hostilidades hacia Cuba, con el objetivo de herir las necesidades básicas del pueblo y sus actividades cotidianas y culpar al gobierno cubano por ello. Quieren complejizar el entramado social para arrancarnos concesiones políticas. La subversión ideológica no cesa, inventan pretextos falsos para colocarnos en listas injustas, hacen campañas de mentiras contra nuestros médicos, contra nuestros dirigentes, contra los logros y acciones de la revolución cubana.

Su estrategia imperialista no es nueva, como no es nueva nuestra respuesta de resistencia y dignidad que ha sido permanente en estos 60 años de revolución. Mantenemos vigentes las palabras del Comandante en Jefe cuando decía:

Para nosotros es inaceptable la cuestión del cese del bloqueo a cambio de concesiones políticas, concesiones que corresponden a la soberanía de nuestro país. Es absolutamente inaceptable, es indignante, es irritante, y, realmente, preferimos perecer a renunciar a nuestra soberanía”.

La revolución cubana siempre ha sido y será solidaria con los pueblos del mundo, e inspiración permanente para todos los que quieren un mundo mejor.  Cuba ha dado su sangre y su trabajo incansable con miles de cooperantes internacionalistas en todo el mundo, que ayudan a los pueblos, que no saquean sus riquezas, sino que les dan salud y conocimientos. Ninguna amenaza de represalia contra Cuba, ningún ultimátum ni chantaje del actual gobierno estadounidense va a desviar la conducta internacionalista de la nación cubana, pese a los devastadores daños humanos y económicos que el bloqueo genocida provoca a nuestro pueblo.

Cuba no se rendirá, ni hará concesiones de principios, ni dejará de ser solidaria e internacionalista. Nuestros cooperantes médicos seguirán en Venezuela y en otros países que los necesiten y soliciten. Seguirán ayudando a los necesitados de forma altruista y desinteresada. Condenamos las campañas contra nuestra cooperación médica, y las mentiras que pretenden dañar una imagen de integridad, desinterés y ayuda abnegada de nuestros médicos a los pueblos del mundo donde están presentes, como faros luminosos de salud y esperanza.

Amigos, así han sido estos 60 años de resistencia heroica y victorias de nuestro pueblo. Nuestros sueños no serán jamás bloqueados, pues nuestro pueblo está decidido a seguir su camino. Cuba es un país verdaderamente independiente. Lo es porque ganó su independencia por sí mismo y ha sabido y sabrá defenderla al precio de los mayores sacrificios y riesgos. La sangre de los caídos, el sudor de nuestro pueblo no será en vano. No aceptamos amenazas, ni imposiciones de potencias extranjeras. No abandonaremos nuestros principios. Estamos orgullosos de nuestra historia y de la labor de nuestro pueblo en la construcción de un estado socialista soberano.

En este duro batallar de nuestro pueblo contra el imperialismo y la injusticia, siempre hemos podido contar con amigos como ustedes, a los cuales les pedimos hoy más que nunca su solidaridad, su apoyo contra el injusto bloqueo económico, comercial y financiero de los EEUU contra Cuba, que nos ayuden a romper el muro de silencio y saquen a la luz la verdad de nuestro país, que nos ayuden a desmentir las campañas mediáticas falsas y las calumnias contra nuestro pueblo. Amigos, estén seguros que siempre agradeceremos desde lo más profundo de nuestro corazón su apoyo solidario y su amistad permanente. Y les reiteramos que siempre podrán contar con el pueblo de Cuba.

No queremos terminar sin recordar que hoy 27 de noviembre, es un día de duelo en Cuba, pues se conmemora el injusto fusilamiento de 8 estudiantes de medicina, un día como hoy en 1871. Este oscuro hecho fue un escarmiento ejemplar que quiso dar España, entonces potencia colonial en Cuba, ante el desarrollo insurreccional para desatar el terror y demostrar así la medida de los extremos a que podía llegar un sistema agonizante. Tanto el abominable crimen, como el inconcebible proceso judicial que lo precedió, contribuyeron a fortalecer el sentimiento independentista de los cubanos.

Nuestro héroe nacional Jose Martí fue uno de los que siguió el caminoindependentista a costa de su propia vida. Escribió un bello poema en honor de los estudiantes, uno de cuyos versos decía:
Cuando se muere,
En brazos de la patria agradecida,
La muerte acaba, la prisión se rompe;
Empieza, al fin, con el morir, la vida!

Y así fue, Martí y muchos héroes cubanos que a lo largo de estos años han muerto defendiendo la libertad de Cuba no han muerto en vano. Años después durante la etapa revolucionaria, un joven soldado de 16 años murió asesinado por las bombas de los mercenarios en el ataque a Playa Girón en abril de 1961, y escribió con su sangre Fidel , antes de morir. Nuestro poeta Nicolas Guillen en un hermoso poema dijo: “este soldado que por la Patria muere,No digáis miserere:esa sangre es el símbolo de la Patria que vive.” Y concluye: “No digáis que se ha ido: su sangre numerosa junto a la Patria queda”.

La sangre de los caídos nos señala el camino de la lucha. Tomamos de sus manos las banderas de la patria y el deber. Los cubanos seguiremos el ejemplo de nuestros próceres, daremos la vida si es necesario por defender la revolución.

Como decía otro ilustre poeta cubano Bonifacio Byrne:
Si deshecha en menudos pedazos
Llega a estar mi bandera algún día,
nuestros muertos, alzando los brazos,
La sabrán defender todavía.

Les aseguro amigos que el pueblo cubano no se rinde, seguirá con su lucha y resistencia heroica para mantener su verdadera independencia con su grito de ¡Patria o Muerte, Venceremos!

Muchas gracias.



Χώρος Διαλόγου ΠΣΧΜ