7 - 28 ΙΟΥΛΗ

Πέμπτη, 2 Νοεμβρίου 2017

"El Che de las ideas y de la acción" - Discurso de D. Kaltsonis

Che, el partido revolucionario y su relación con el pueblo

Es consabido que Che fue partidario de la necesidad de existencia y acción pionera de un partido revolucionario, el cual debe concentrar en sus filas la vanguardia revolucionaria de la clase obrera y de los demás sectores oprimidos de la sociedad y debe basarse en la ideología marxista-leninista.

En la Cuba prerevolucionaria, el partido comunista que había, a causa de su sectarismo, no pudo desempeñar ese papel de vanguardia de la clase obrera. 

Así, surgió el Movimiento 26 de julio encabezado por Fidel Castro, Raúl Castro, Che Guevara etc, quienes con un espíritu unitario, revolucionario y un programa adaptado en las condiciones del país, logró movilizar el pueblo en la lucha.

Che no se quedó en las bases teóricas de los fundadores del marxismo, sino las enriqueció con su actitud, su ejemplo y menos con su elaboración teórica.

Se preocupaba mucho de que no se interrumpiesen los vínculos estrechos, vínculos de sangre, entre el partido revolucionario y el pueblo. En aquella época, un grupo encabezado por Hanibal Escalante, un cuadro del antiguo partido comunista y a continuación dirigente del Partido Unido Revolucionario (el que se había fundido por el Movimiento 26 de julio, el antiguo Partido Comunista y otras organizaciones) ocupó una serie de puestos en el macanismo estadista y partidista, manteniendo aparte los combatientes de la Sierra Maestra. Impusieron un estilo autoritario, burocrático y dogmático en la gestión y tratamiento al pueblo y sus problemas. 

Fidel habló abiertamente, en marzo de 1962, de este tema en la televisión cubana. Che también, en varias intervenciones denunció estos métodos del despotismo, los intentos de ornar la situación, las palabrerías y las consignas que caracterizaban el discurso de Escalante y su ambiente. Ambos alentaban de: “escuchar la voz del pueblo que está en mejor posición de orientarnos”,” en contra de la burocracia y el sectarismo”.

La contribución del Che consiste en 5 ejes:

1. Insistía constantemente en que cualquier plan político o económico debe ser fruto de la participación democrática del pueblo y no de la voluntad arbitraria de cualquier vanguardia o burocracia.

2. El partido comunista, sus militantes y sus cuadros deben mantener constantemente el contacto con el pueblo en una relación estrecha y dialéctica. Si perdemos eso, corremos el riesgo de que prevaleciera el burocratismo y la degradación del partido revolucionario. Los dirigentes del partido revolucionario deben estar sometidos al control por el pueblo.

3. El partido revolucionario, o bien desarrolla una lucha contra la oligarquía o bien gobierna, debe decir siempre la verdad. Que no esconda nada del pueblo, que no embelleza ninguna situación y que no oculte sus errores.

4. El partido revolucionario debe ser implacable ante posibles privilegios de sus cuadros. Son conocidos varios incidentes en los que Che protagonizó con su actitud rigurosa ante este tema. “Debemos terminar de una vez por todas con la idea de que siendo miembro de una organización de masa o del partido dirigente de la Revolución....se permite la posibilidad de disfrutar cualquier cosa más que otras personas”, mientras en varias ocasiones denunciaba el favoritismo.

5. Che se destacaba por su humanismo profundo. “El marxista debe ser el mejor, la persona más completa, pero siempre y sobre todo, debe ser humano”. También Fidel, en una de sus intervenciones subrayaba que: “ ¿Quién dijo que el marxismo es el rechazo de los sentimientos humanos, de la hermandad, del amor al prójimo, del respeto, de la atención al compañero?”

Che apoyaba que el verdadero revolucionario, si quiere llamarse así, “debe rebelarse ante cada manifestación de injusticia en el mundo”.

Este es el legado del Che. Volvamos a reflexionar y actuemos.

(versión abreviada) 
Dimitris Kaltsonis
Profesor de teoría de estado y derecho
Universidad de Pántion, Atenas.

Δεν υπάρχουν σχόλια:

Δημοσίευση σχολίου